10 alimentos que son malos para los perros

Tabla de contenido

Probablemente quieras compartir toda tu deliciosa comida humana con tu cachorro. Después de todo, ¿quién puede resistirse a esos ojos de cachorro que piden un bocado? Pero evita estropear a tu peludito bebé. A veces, ser un buen padre de perros es saber cuándo decir "No". Algunos alimentos son francamente malos para los perros y pueden causar todo tipo de problemas de salud. Incluso si su perro ha comido estos alimentos sin problemas en el pasado, pueden causar problemas graves de los que quizás no se dé cuenta. Aquí hay algunos alimentos que nunca debes alimentar a los perros, sin importar cuán lindos rueguen.

Los padres de Bad Foods Dog deben mantenerse alejados de sus cachorros

(Crédito de la foto: Fenne/Getty Images)

1. chocolate

En la parte superior de la lista de alimentos malos para perros se encuentra uno del que probablemente hayas oído hablar con más frecuencia: el chocolate. La teobromina no es dañina para los humanos, pero es la parte venenosa del chocolate para perros. Se encuentra en todos los tipos de chocolate, pero especialmente en el chocolate negro y el chocolate para hornear. Puede causar vómitos, diarrea y sed excesiva. En el lado más extremo, puede causar ritmos cardíacos anormales, convulsiones, temblores o la muerte. Guarda los dulces para ti.

2. Tocino y carnes grasas

Espera, ¿tu perro no puede comer tocino? ¡Así es! Los alimentos ricos en grasas como el tocino, el jamón o los restos de carne pueden causar pancreatitis en los perros. Y dado que estas carnes a menudo también tienen un alto contenido de sal, pueden causar malestar estomacal y, en casos extremos, hacer que los perros beban demasiada agua, lo que puede provocar hinchazón, que puede ser fatal. Guarde las carnes grasas para usted y apéguese a las opciones magras para su perro.

3. Alimentos salados

Es posible que haya escuchado que las palomitas de maíz y los pretzels son malos para los perros, pero por lo general solo es así si esos alimentos son salados. La sal puede causar una afección llamada intoxicación por iones de sodio, sin mencionar la sed o la micción excesivas. Los síntomas de comer demasiada sal pueden incluir vómitos, diarrea, temperatura corporal alta y convulsiones. Todos estos son además de la hinchazón, como es el caso del tocino. La sal puede ser mortal, así que manténgala al mínimo en la comida que comparte con su cachorro.

4. Ajo y cebolla

Esta combinación uno-dos de alimentos no solo te da aliento de dragón y repele a los vampiros. Estos ingredientes picantes son malas noticias para los perros. Incluso pueden destruir los glóbulos rojos de un perro, lo que provoca anemia, si se consumen en grandes cantidades. Esta es complicada porque una pequeña dosis puede no hacer mucho daño. Pero una dosis grande o pequeñas dosis regulares pueden provocar envenenamiento. Los síntomas pueden incluir debilidad, vómitos, dificultad para respirar y pérdida de interés en la comida. Guárdate el mal aliento para ti.

5. Leche, queso, helados y otros productos lácteos

Es posible que le hayas metido una pastilla a tu perro en un trozo de queso, pero los perros no están hechos para manejar productos de leche de vaca. Carecen de la enzima para descomponer el azúcar de la leche, y aunque algunos perros toleran los lácteos mejor que otros, muchos perros son intolerantes a la lactosa. Los productos lácteos pueden causar vómitos, diarrea o malestar gastrointestinal en los perros. El alto contenido de grasa puede provocar pancreatitis, como es el caso de las carnes grasas. No comparta sus productos lácteos con su perro. ¡Más helados para ti!

6. Carne, pescado y huevos crudos

Este es un tema de controversia. Muchos veterinarios ven beneficios para la salud en sus pacientes al cambiar a una dieta de carne cruda, que incluye una piel y un pelaje más saludables, dientes más limpios y una digestión más fácil. Algunos veterinarios recomiendan cocinar alimentos crudos para matar bacterias y parásitos que pueden ser dañinos para los perros. La mayoría de los veterinarios y la FDA aún desaconsejan alimentar a los perros con carne cruda, y las infecciones por salmonella y E. coli son comunes en los perros. La mayoría de estas infecciones ocurren en perros cuyo sistema inmunológico ya está comprometido, pero puede ser difícil saber si el sistema inmunológico de su perro está completamente sano. Los huevos crudos contienen enzimas que pueden causar enfermedades en la piel de los perros, y el pescado crudo puede ocultar parásitos que causan enfermedades mortales. Hay riesgos en una dieta cruda que debe comparar con los beneficios antes de decidir probarla. Puede reducir estos riesgos congelándolos y preparándolos adecuadamente, pero debe aprender a manejar adecuadamente los alimentos crudos antes de dárselos a su perro.

Lo más importante que debe entender es que no es absolutamente seguro ir al supermercado, comprar carne cruda y tirarla en el plato de su perro. Además, no permita que su perro saque a escondidas la carne cruda del mostrador o del bote de basura. Si planea cambiar a una dieta cruda para su perro, debe aprender sobre la preparación adecuada de alimentos para minimizar el riesgo de infección bacteriana o parasitaria.

7. Dulces, chicles, mantequilla de maní y pasteles

El verdadero culpable de estos dulces es un ingrediente llamado xilitol. Provoca una oleada de insulina a través del cuerpo de su perro que puede provocar una caída del azúcar en la sangre e insuficiencia hepática. Los síntomas incluyen letargo, vómitos, pérdida de coordinación, convulsiones y, finalmente, la muerte. Varios de estos alimentos, especialmente la mantequilla de maní, a veces se elaboran sin xilitol, por lo tanto, consulte la lista de ingredientes de sus alimentos antes de compartirlos con su perro.

8. Uvas y pasas

Este es un caso furtivo de un alimento peligroso, ya que su perro probablemente ha comido algunas uvas o pasas sin ningún problema. Pero es arriesgado. Se sabe que las uvas y las pasas causan insuficiencia renal en los perros. Los riñones de su perro pueden comenzar a cerrarse, causando vómitos, letargo e incluso la muerte. Es mejor mantener las uvas y las pasas fuera del alcance de su perro.

9. Alimentos azucarados

Los alimentos azucarados no son buenos para los humanos, ni para los perros. De hecho, puede provocar problemas similares en los perros y en los humanos. La obesidad, los problemas dentales y la diabetes pueden ser el resultado de comer en exceso alimentos con alto contenido de azúcar. ¡No le des azúcar a tu perro!

10. Aguacate

Gran parte de la controversia que rodea a los aguacates cuando se trata de perros gira en torno a la persina, un compuesto que contienen los aguacates en sus hojas, semillas, corteza y frutos. La persina puede ser tóxica en dosis altas. Sin embargo, los perros son bastante resistentes a la persina. Se necesitan muchos aguacates para que la persona haga algún daño. Una vez que los aguacates están maduros, los niveles de persina también bajan. Entonces, ¿cuál es el problema con los aguacates?

Bueno, si tienes una planta de aguacate en tu casa o jardín, tu perro puede disfrutar de frutas verdes y persinas. Pero el peligro real proviene de las semillas, los tallos y las pepitas, todos los cuales son difíciles de digerir. Esto puede causar asfixia o bloqueos gastrointestinales, que pueden ser fatales. Si tienes un árbol de aguacate, asegúrate de que tu cachorro no pueda acercarse a él ni a la fruta que cae al suelo. Prepare aguacates para su perro quitando las partes dañinas, especialmente los huesos, y usando aguacates maduros. Si lo hace, es probable que su perro pueda disfrutar de forma segura de los aguacates. Como siempre, debes consultar a tu veterinario antes de compartir comida humana con tu perro.

Otras cosas que los perros nunca deben comer

Otros productos que no son necesariamente comida para usted y de los que su perro debe mantenerse alejado incluyen:

  • Masa de levadura sin cocer
  • Semillas y pepitas de fruta
  • patata cruda
  • huesos hervidos
  • núcleos de manzana
  • Alcohol
  • Cafeína
  • Medicina humana

No permita que su perro se acerque a estos productos, ya que son tóxicos y pueden provocar una posible intoxicación, asfixia, malestar gastrointestinal y la muerte. Sigue una dieta aprobada por tu veterinario o investiga algunos alimentos saludables para compartir con tu perro. Resiste esa cara linda y mantén la mayor parte de tu comida humana para ti.

¿Qué otros alimentos deberían agregarse a la lista? ¡Háganos saber en los comentarios a continuación!Para rescatar

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 10 alimentos que son malos para los perros puedes visitar la categoría Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad