Comportamiento dominante en perros: qué es y cómo responder a él

Tabla de contenido

Supervisar los recursos. Tira de la correa. Muerde y muerde. Todos estos son signos de comportamiento dominante en los perros. Comprender y abordar estos comportamientos es crucial para mantener una relación sana y armoniosa con su amigo de cuatro patas. Si bien el concepto de dominancia en los perros ha evolucionado a lo largo de los años, aún es importante reconocer los signos y responder adecuadamente. Vamos a desglosar los signos comunes del comportamiento dominante en los perros, discutir las causas subyacentes y ofrecer consejos sobre cómo responder de manera efectiva.

Signos comunes de comportamiento dominante en perros

(Crédito de la foto: JZ Hunt/Getty Images)

Sobreprotector de los padres

Los perros que exhiben un comportamiento dominante pueden mostrar tendencias protectoras hacia sus padres, protegiéndolos de las amenazas percibidas. Esto puede manifestarse como gruñidos, ladridos o embestidas a otros perros o personas que se acercan a sus padres.

Supervisar los recursos

Los perros con comportamientos dominantes pueden proteger los recursos, protegiendo objetos valiosos como comida, juguetes o huesos. Pueden gruñir, gruñir o morder cuando alguien se acerca a estos artículos, mostrando un comportamiento posesivo.

Tire del cinturón

Los perros con tendencias dominantes a menudo tratan de ejercer control sobre su entorno, lo que puede resultar en un tirón excesivo de la correa durante las caminatas. Pueden tratar de liderar el camino, ignorando las órdenes e instrucciones de sus padres.

Montaje inadecuado

El comportamiento de monta, generalmente asociado con el dominio sexual, se puede observar tanto en machos como en hembras. Es una demostración de control y puede estar dirigida a otros perros o incluso a personas.

Robar la atención de otros perros.

Los perros que buscan el dominio pueden participar en comportamientos de búsqueda de atención para desviar la atención de otros perros. Esto puede incluir abrirse camino entre sus padres y otro perro para obtener atención exclusiva.

Negarse a deshacerse de los muebles.

Un perro dominante puede reclamar los muebles como su propio territorio y negarse a entregarlos cuando se lo pidan. Este comportamiento muestra un deseo de controlar los recursos y afirmar su dominio.

juego exigente

Algunos perros con tendencias dominantes exigirán jugar colocando juguetes en el regazo de sus padres o dejándolos caer repetidamente a sus pies. Este comportamiento es un intento de controlar la interacción e involucrar a sus padres en sus términos.

Obligaron su camino hacia adelante en caminatas con correa

Los perros que exhiben un comportamiento dominante pueden insistir en adelantarse a otros perros o a sus padres en los paseos. Este posicionamiento indica su deseo de tomar la iniciativa y afirmar su dominio.

lamiendo constante

Lamer demasiado, especialmente dirigido a sus padres u otros perros, puede ser un signo de dominación. Es un intento de controlar y fortalecer su estatus dentro de la jerarquía social.

¿Qué causa el comportamiento dominante en los perros?

Perro Pomerania mostrando un comportamiento dominante en el sofá
(Crédito de la foto: nadisja/Getty Images)

Varios factores pueden contribuir al desarrollo del comportamiento dominante en los perros. Por lo tanto, es crucial entender estas causas. Entonces puede abordar el problema de manera efectiva. Aquí hay algunas causas del comportamiento dominante en los perros.

Falta de socialización con otros animales.

La exposición insuficiente a otros animales durante el período crítico de socialización de un perro puede provocar problemas de comportamiento, incluida la dominación. La socialización adecuada ayuda a los perros a aprender habilidades sociales adecuadas y reduce la posibilidad de desarrollar un comportamiento dominante.

Entrenamiento insuficiente

Los perros que no han recibido un entrenamiento constante y positivo pueden tener dificultades para comprender su lugar en la jerarquía familiar. En ausencia de un liderazgo y orientación claros, pueden intentar asumir un papel dominante.

Factores ambientales

Ciertos factores ambientales, como un hogar demasiado indulgente o inconsistente, pueden contribuir al desarrollo de un comportamiento dominante en los perros. Las reglas inconsistentes, la falta de estructura o los límites poco claros pueden confundir a los perros y llevarlos a afirmar el dominio como un medio para crear orden.

Cómo responder al dominio

mujer entrenando perro en el patio trasero
(Crédito de la foto: Nico De Pasquale Photography/Getty Images)

Si su perro exhibe un comportamiento dominante, no pierda la esperanza. Hay cosas que puede hacer para responder al problema.

control veterinario

Si observa un comportamiento dominante en su perro, es fundamental descartar cualquier problema médico subyacente. Ciertas condiciones médicas, como el dolor o los desequilibrios hormonales, pueden contribuir a los cambios de comportamiento. Consultar con un veterinario puede ayudar a determinar si hay algún problema de salud subyacente.

entrenamiento de obediencia

Inscribir a su perro en un entrenamiento de obediencia puede ser de gran ayuda para abordar los comportamientos dominantes. Las sesiones de capacitación brindan estructura, establecen una comunicación clara y fortalecen su papel como líder. Las técnicas de refuerzo positivo y los métodos de entrenamiento consistentes ayudan a los perros a comprender los límites y los comportamientos apropiados.

Consulte a un entrenador o terapeuta conductual

En casos más graves de comportamiento dominante, se recomienda encarecidamente que busque la ayuda de un entrenador de perros profesional o un terapeuta conductual. Estos expertos pueden evaluar el comportamiento específico de su perro, brindar estrategias personalizadas para la adaptación y trabajar con usted para crear un plan de manejo del comportamiento.

Abordar el dominio requiere paciencia y consistencia. Luego, con la atención y el entrenamiento adecuados, puede ayudar a su perro a convertirse en un compañero bien adaptado y obediente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Comportamiento dominante en perros: qué es y cómo responder a él puedes visitar la categoría Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad