Fiebre del heno en excavaciones: cómo detectar los signos

Tabla de contenido

Quienes padecen fiebre del heno saben que los niveles de polen son más altos en los meses de verano, pero es posible que los dueños de perros no sepan que los perros pueden sufrir fiebre del heno al igual que los humanos.

Para ofrecer consejos sobre este asunto, hablé exclusivamente con la Dra. Linda Simon, veterinaria interna de Pooch & Mutt, quien me brindó consejos vitales para reconocer los signos de que su perro puede estar sufriendo y cómo aliviar sus síntomas. canjear. síntomas que incluyen:

  1. Camina temprano en la mañana
  2. corta tu cesped
  3. Mantenga puertas y ventanas cerradas
  4. Aumentar el lavado y el aseo
  5. Mantenga su ropa de cama limpia

Las alergias al polen de los perros se desarrollan de la misma manera que nosotros desarrollamos alergias: al entrar en contacto con los granos de polen emitidos por las plantas. Puede comenzar a cualquier edad, pero generalmente se desarrolla a una edad temprana.

Si bien podemos experimentar goteo nasal, ojos llorosos o estornudos, la fiebre del heno en los perros es diferente. Aquí hay signos vitales a tener en cuenta para asegurarse de que su cachorro no tenga ninguna molestia y pueda llevar su mejor vida hasta finales de los meses de verano:

Los signos y síntomas

  • Cangrejos por todas partes
  • Piel enrojecida, dolorosa o descamada
  • Ojos y nariz llorosos
  • Estornudos, tos o sibilancias frecuentes

Cómo aliviar los síntomas de la fiebre del heno

La mejor manera de aliviar naturalmente los síntomas de la fiebre del heno en su perro es limitar su exposición al polen. Esto puede ser difícil si vive en un área rural, pero aquí hay algunas cosas que puede intentar para controlar los síntomas:

  1. Sal a caminar temprano en la mañana. Planifique caminatas y actividades al aire libre temprano en la mañana y tarde en la noche cuando los niveles de polen son más bajos debido a las temperaturas más bajas. Mantenga a su perro con correa en las áreas verdes para evitar que ruede y se cubra de polen. Planifique sus caminatas para evitar áreas con malezas, bosques o pastizales donde las concentraciones de polen pueden ser más altas.
  2. Exponga a su cachorro a diferentes tipos de polen. La investigación sugiere que exponer a su perro a una variedad de pólenes, como en el pasto, los árboles y las plantas cuando son jóvenes, puede ayudarlos a desarrollar inmunidad contra el desarrollo de los síntomas de la fiebre del heno.
  3. Corta tu césped. Corta el césped de tu jardín con regularidad para mantenerlo corto. Mantener el pasto corto también puede ayudar a prevenir lesiones por semillas de pasto, donde las semillas se adhieren al pelaje de su perro y, cuando no se detectan, pueden alojarse en la piel.
  4. Mantenga puertas y ventanas cerradas. Durante la temporada de fiebre del heno, mantenga las ventanas y puertas de la casa cerradas tanto como sea posible. Esto ayudará a minimizar el conteo de polen en el interior y le dará algo de alivio a su perro.
  5. Aumentar su lavado y aseo. Cepilla suavemente a tu perro después de un paseo para eliminar el polen de sus patas, pelaje o cara. El cepillado regular también ayuda a eliminar el polen de su piel, incluso si no puede verlo. Si es un día particularmente caluroso y su perro es fanático de la manguera de jardín, también puede lavarla con manguera para eliminar el polen.
  6. Lave regularmente la ropa de cama de su perro y aspire las áreas donde pasa con más frecuencia. Lavar nuestra ropa de cama regularmente y mantener la casa limpia es algo que la gente hace cuando sufre de fiebre del heno, pero tampoco olvides la ropa de cama de tu perro. Mantener esto limpio y cualquier área de la casa donde pasen mucho tiempo puede ayudar a reducir los alérgenos en el hogar.
  7. Considere las pruebas de alergia. Si su perro realmente está sufriendo, puede ser el momento de considerar una prueba de alergia. Aquí es cuando su veterinario examina a su perro para determinar la causa de la irritación, infección y malestar de la piel. También pueden recomendar pruebas para alérgenos específicos. Dependiendo del resultado, pueden sugerir inmunoterapia, un tratamiento en el que a su perro se le administra regularmente pequeñas dosis del alérgeno para reducir los síntomas de las alergias, lo que posiblemente incluso resulte en una cura permanente.
  8. No le des antihistamínicos a tu perro sin antes hablar con tu veterinario. Si bien no existe una cura para la fiebre del heno en los perros, existen formas de controlar sus síntomas. Póngase en contacto con su veterinario para obtener la orientación adecuada, especialmente si su perro necesita atención médica. Su veterinario puede recomendar tratamientos como champús tópicos, cremas para la piel, aerosoles, gotas para los oídos y los ojos, o incluso esteroides para casos graves. Es importante tener en cuenta que los antihistamínicos humanos o Piriton no siempre son efectivos para los perros y pueden ser tóxicos. Adminístrelos únicamente bajo la supervisión de su veterinario. Siga siempre los consejos de su veterinario para pasar un verano agradable y sin preocupaciones con su compañero peludo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Fiebre del heno en excavaciones: cómo detectar los signos puedes visitar la categoría Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad