The Dog Days of Summer Bite, ahora quizás tu perro también

Tabla de contenido

A medida que aumentan las temperaturas de verano, esto puede indicar un aumento en las mordeduras de perros hacia los humanos. Un estudio reciente publicado por Scientific Reports encontró que la cantidad de mordeduras de perros hacia humanos aumentó a medida que aumentaron las temperaturas y la radiación ultravioleta. ¿Significa esto que deberías preocuparte? Reconocer los signos del estrés por calor y cuándo buscar ayuda puede ayudarlo a usted y a su perro a mantenerse seguros este verano.

Cómo el cambio climático podría aumentar las mordeduras de perros en verano

El cambio climático tiene un efecto sobre las temperaturas globales, lo que lleva a mayores extremos en las estaciones más cálidas y más frías. A medida que aumenta la temperatura, el cuerpo sufre un estrés adicional, como una mayor probabilidad de sufrir un golpe de calor, lo que puede conducir a niveles más altos de ansiedad y agresión. El estudio de Scientific Reports encontró que había una correlación entre estas dos variables, con un aumento de las mordeduras de perro de hasta un 11 % en los días más calurosos.

Pero las noticias no son del todo malas. El estudio también encontró que no había una gran correlación entre el aumento de la contaminación, medido por PM2.5, y las mordeduras de perros. Además, sugirió que tomar medidas para reducir la agresión hacia los humanos, así como mantener a su perro fresco y tranquilo durante los meses más calurosos del año, puede ayudar.

Cómo ayudar a tu perro a combatir el calor del verano

Es una buena idea tener un plan para mantener a tu perro fresco este verano. Esto es especialmente importante si vives en un clima cálido. Evite las caminatas durante las horas más calurosas del día. En su lugar, trate de dar un paseo más largo al amanecer o al anochecer cuando la temperatura es más fresca pero la visibilidad sigue siendo buena. Evitar el pavimento caliente o ponerse botas para perros en las caminatas también puede evitar que su perro se queme las plantas de los pies mientras está afuera en el calor.

Durante las horas más calurosas del día, asegúrese de que su perro tenga un lugar fresco y sombreado para relajarse. Proporcione siempre abundante agua fresca. Un rociador o incluso un pañuelo empapado en agua fría pueden ayudar. A medida que el agua se evapora, baja la temperatura corporal y mantiene a tu perro más fresco. Manténgase alerta a los signos de estrés por calor. Estos incluyen jadeo excesivo, renuencia a moverse, vómitos y diarrea, confusión o agresión repentina. Si nota algún síntoma, lo mejor es que consulte a un veterinario de inmediato.

¿Cuándo se debe hablar con un adiestrador sobre la agresividad en los perros?

Si está lidiando con un aumento en el comportamiento agresivo, es mejor hablar con un entrenador o conductista en su área. Trabajar con un entrenador puede ayudarlo a obtener las herramientas para reconocer cuándo su perro se siente incómodo y puede morder. También puede ayudar a su perro a aprender cómo lidiar mejor con situaciones estresantes o evitar comportamientos agresivos. Asegúrese de buscar un entrenador con experiencia en el manejo de la agresión de perros hacia personas o mascotas.

El aumento del calor este verano no tiene por qué derivar en agresiones o mordeduras de perros. Al tomar medidas para mantener a su perro fresco y tranquilo, puede ayudarlo a mantenerse feliz y saludable. ¿Saber más? Lea acerca de los signos de agresión del perro hacia los humanos. O aprenda más sobre las diferencias entre los entrenadores de perros y los terapeutas conductuales.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a The Dog Days of Summer Bite, ahora quizás tu perro también puedes visitar la categoría Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad