Tratar la ansiedad por separación de tu perro

Tabla de contenido

La ansiedad por separación es un gran problema para las mascotas. Los Institutos Nacionales de Salud informaron que antes de la pandemia, alrededor del 20 por ciento de los perros experimentaban ansiedad por separación, y es probable que esa incidencia sea mayor ahora que los dueños de mascotas han regresado a sus trabajos personales.

¿Cuáles son los signos de la ansiedad por separación en los perros?

Las mascotas con ansiedad por separación generalmente muestran ansiedad y problemas de conducta cuando se las deja solas. Irónicamente, es una de las principales razones por las que los perros terminan en refugios para animales.

La ansiedad por separación puede manifestarse en:

Si la mayoría o todas las siguientes afirmaciones son ciertas sobre su perro, es posible que tenga un problema de ansiedad por separación:

  • El comportamiento ocurre principalmente cuando tu perro se queda solo, tanto por períodos cortos como largos, y generalmente comienza poco después de que te vayas.
  • Tu perro te sigue de habitación en habitación cuando estás en casa.
  • Su perro exhibe un comportamiento de saludo exuberante y frenético.
  • Tu perro reacciona con emoción, depresión o miedo a tus preparativos para salir de casa.

¿Qué desencadena la ansiedad por separación?

Los desencadenantes de la ansiedad por separación pueden incluir:

  • Cuando una mascota que antes tenía constante compañía humana se queda sola por primera vez.
  • Cuando hay un cambio en la rutina familiar.
  • Eventos traumáticos que afectan a las personas, como la pérdida de un familiar o de otra mascota.
  • Otros eventos, como el tiempo en un refugio o perrera, o incluso una visita a la oficina del veterinario.

Cómo tratar el problema

Cuando se trata la ansiedad por separación en perros, el objetivo es resolver la ansiedad subyacente de su cachorro enseñándole a no temer, o al menos tolerar, que lo dejen solo. Toda la familia debe participar en el tratamiento, ya que implica mucho entrenamiento y todos los miembros de la familia deben estar en la misma sintonía. Recuerda que tu perro está realmente asustado y no es rencoroso ni mezquino. ¡La venganza no está en la agenda de tu mascota!

El tratamiento de la ansiedad por separación puede ser muy difícil y llevar mucho tiempo. Estos son algunos pasos para empezar:

consulte a su veterinario

El primer paso es discutir la situación con su veterinario y hacer que su mascota se someta a un examen físico completo. Es importante descartar cualquier problema físico subyacente que pueda estar causando este comportamiento.

Haz compañía a tu perro

No dejes a tu perro solo en casa. Utilice un refugio para perros, una casa de huéspedes o un cuidador de mascotas. Deje a su perro con un amigo, familiar o vecino mientras usted no está. Si es posible, lleva a tu perro al trabajo.

Ofrecer un trato especial

Cada vez que salga de la casa, ofrézcale a su perro un chicle, una golosina o un juguete favorito. Asegúrese de quitar estos juguetes especiales tan pronto como llegue a casa para que su perro solo pueda acceder a ellos cuando esté solo. Pronto aprenderán a asociar tu ausencia con algo bueno.

Dale sabor al ambiente de tu perro

Intente dejar la radio o la televisión encendidas, ya que la música relajante o las conversaciones pueden ser muy reconfortantes para los perros. Algunas mascotas pueden estar menos ansiosas con otro animal en el hogar, así que considere adoptar un compañero de juegos.

Aumentar el tiempo de juego

Entrenar la mente y el cuerpo de su mascota puede enriquecer enormemente sus vidas, reducir el estrés y proporcionar la salida adecuada para un comportamiento normal. Además, un perro cansado física y mentalmente no tiene mucho exceso de energía para gastar cuando se queda solo. ¡Lleve a su perro afuera a dar un largo paseo o juegue un juego rudo antes de irse!

aprender independencia

Enséñele a su perro cómo permanecer en su cama o alfombra especial y practique las separaciones en el interior. El objetivo es que su perro se mantenga a unas pocas pulgadas de usted y aumente gradualmente hasta unos pocos pies. El comando "quieto" solo debe tomar unos segundos al principio, pero puedes trabajar en él durante unos minutos antes de soltar a tu perro y darle un regalo especial. Esto es algo que puedes practicar mientras te preparas para el trabajo por la mañana.

Reforzar el buen comportamiento

No te preocupes por tu salida o llegada. Por difícil que sea que su mascota pida atención, ignórela durante 15 minutos antes de irse y después de llegar a casa. No consolar a tu mascota hasta que se haya calmado ayudará a reforzar el buen comportamiento y le enseñará que tus idas y venidas no son un problema.

Ayude a su mascota a acostumbrarse a su comportamiento de partida

En los días en que no vaya a trabajar, siga las rutinas normales de la jornada laboral para prepararse, pero no salga de la casa. Esto ayudará a tu perro a aprender a no responder al comportamiento. Intenta hacer sonar las llaves, pero no te levantes para irte. Y cuando tu perro deje de responder a este comportamiento, trata de hacer sonar las llaves y camina hacia la puerta, pero no salgas de la casa. Trabaja para poder hacer todos estos comportamientos sin que tu perro responda.

Planifica una salida gradual

No intente esto en un día laboral sino en el fin de semana. Pretenda prepararse para el trabajo (haga su rutina normal) y aléjese por unos segundos. Si su perro no responde, aumente el tiempo que está fuera a un minuto, luego a dos minutos, luego a tres minutos, etc. Continúe hasta dejar a su perro solo por períodos de tiempo más largos, pero vaya muy despacio.

Considere medicamentos

Hay productos calmantes de venta libre que pueden reducir la ansiedad en las mascotas, pero los perros muy angustiados por el divorcio de sus padres pueden necesitar medicamentos contra la ansiedad. Habla con tu veterinario sobre esta opción. Un buen remedio contra la ansiedad no debe sedar a tu mascota, sino solo reducir la ansiedad general.

Llama a los profesionales

¿Intentó todo y aun así llegó a casa con las cortinas rotas? Es hora de consultar a un conductista o entrenador para que le ayude a resolver los problemas de su perro.

Lo que no ayudará a la ansiedad por separación

Recuerda que la destrucción de tu hogar, que es común con la ansiedad por separación, no es la forma en que tu mascota busca venganza por quedarse sola; es parte de una respuesta de pánico. Por lo tanto, el castigo no es eficaz para tratar la ansiedad por separación y, de hecho, puede empeorar la situación.

Si su perro se pone ansioso en una jaula, puede orinar, defecar, llorar o incluso lastimarse tratando de escapar. Si debe confinar a su perro, considere un "lugar seguro", una habitación para perros con una ventana y distracciones, en lugar de una jaula.

Si bien el entrenamiento de obediencia siempre es una buena idea, la ansiedad por separación en los perros no es el resultado de la desobediencia o la falta de entrenamiento, por lo que probablemente no ayudará con este problema en particular.

Tenga en cuenta que el tratamiento de la ansiedad por separación es un proceso altamente individualizado, ya que cada animal tiene un nivel diferente de ansiedad y mecanismos de afrontamiento únicos. Para la mayoría de los perros, la ansiedad por separación empeora con el tiempo, por lo que si comienza a ver los signos reveladores, comience a tratarlos lo antes posible. ¡A la larga será mejor para todos!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Tratar la ansiedad por separación de tu perro puedes visitar la categoría Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad